MIS RELATOS: EL LADRÓN DE LAS SONRISAS

El mejor regalo que tuve aquel día fue un regalo espontáneo apenas duró unos segundos y surgió de sus labios. Una sonrisa. Una sonrisa que no olvidaré nunca. Una sonrisa que forma parte de mi vida aunque no iba para mí. Yo tomé aquella sonrisa.

Des de aquel día me fijo en las personas en la calle. Yo soy el ladrón de las sonrisas. Ellas me mantienen vivo y yo nunca las olvido.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s